Como todos sabemos, el 2020 no fue un año cualquiera. Vimos una pandemia global, desastres naturales, protestas masivas, economías en dificultades, altas tasas de desempleo y los bancos centrales imprimiendo dinero más rápido de lo que podemos pronunciar la palabra hiperinflación. Sin embargo, las criptomonedas han sido como un ángel de la guarda, brillando lo suficiente como para darnos una luz de esperanza. 

Echemos un vistazo a los momentos más importantes de las criptomonedas en 2020:

1. Bitcoin (BTC) alcanzó su máximo histórico

Primero hablemos sobre bitcoin, el rey de las criptomonedas. El 30 de noviembre, el BTC alcanzó su máximo histórico de 19,857.03 USD. Llevaba unas semanas intentando alcanzar ese récord, pero sufrió una caída de 3,000 USD el día de Acción de Gracias. Luego volvió a subir y actualmente se encuentra en el rango de los 35,000 USD al momento de escribir este artículo. Justo cuando la gente pensaba que los picos en los precios de bitcoin habían terminado, nuestra moneda digital favorita se nos fue de las manos. 

2. El tercer halving de Bitcoin

El halving de Bitcoin es un evento que ocurre aproximadamente cada cuatro años (o cada 210,000 bloques). El primero ocurrió en el 2012, reduciendo la recompensa de los mineros de 50 BTC a 25 BTC. En el 2016 ocurrió el segundo evento de halving, reduciendo la recompensa a 12.5 BTC. El 11 de mayo del 2020, alrededor de las 3 PM EST, se produjo el tercer y más reciente halving de Bitcoin, que redujo aún más la recompensa a 6.25 BTC. 

Reduciendo la recompensa de los mineros, el objetivo principal del halving es reducir la inflación a la mitad. En el pasado, este evento solía marcar una tendencia de bitcoin, en el que se experimentaban intensas subidas de precios. 

En 2020, el precio del bitcoin tras el halving estuvo tranquilo. Sin embargo, viendo dónde está el precio al día de hoy, no podemos decir lo mismo. 

3. El efecto del COVID-19 en las criptomonedas

Con la pandemia, los mercados financieros del mundo recibieron un gran golpe. Como resultado, bitcoin y otras criptomonedas se convirtieron en el centro de atención. 

Como estos activos digitales están descentralizados y tienen suministros fijos, han sido increíblemente intrigantes para los inversores. El mercado se mantuvo alcista, a pesar de los acontecimientos que ocurrieron en el año. Como mencionamos anteriormente, el BTC alcanzó un máximo histórico recientemente, superando el pico del 2017. Si eso no es un claro indicador de que las criptomonedas son resistentes ante la inflación, entonces no sabemos qué lo será. 

4. La adopción de pagos sin efectivo

Dado a que el intercambio de dinero en efectivo es una de las formas más fáciles de propagar el COVID-19, la gente ha estado buscando medios alternativos de pago, incluyendo bitcoin y otras criptomonedas. Antes del coronavirus, algunos conceptos como los pagos sin contacto y el trabajo remoto eran cuestionables. Ahora, estas modalidades se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana.

5. El surgimiento de los CBDC

Las monedas digitales del Banco Central (CBDC) también se han convertido en un tema candente debido a la pandemia. En cierto modo, pueden representar una solución incluso para los países en desarrollo. Como China ha declarado que se está trabajando en un yuan digital, estamos esperando con ansias el momento y ver cómo ese lanzamiento podría cambiar el panorama de las criptomonedas. Quién sabe, incluso podría cambiar el equilibrio del poder económico. 

6. La creciente adopción del DeFi

Debido a que las transacciones sin dinero en efectivo se han convertido en la norma, la gente está empezando a interesarse por la idea de las finanzas descentralizadas (DeFi). Esta fue una de las tendencias sobre criptomonedas más populares a finales del 2019 y se mantuvo durante este año. Si no estás familiarizado con el concepto, el DeFi es una mezcla de los servicios bancarios tradicionales y la tecnología blockchain. El resultado de esto son las finanzas abiertas, disponibles para todo el mundo. 

A medida que las DeFi continúan ganando impulso, más y más empresas que operan en blockchain lanzarán productos DeFi. Parece que estamos a punto de ver una mayor adopción junto con el crecimiento de la base de usuarios, a medida que el capital institucional ingresa al campo de los activos digitales. 

7. La privacidad se fortalece en la tecnología blockchain

Si no te has enterado, en julio se produjo un hacking viral en Twitter. A través del ransomware, un hacker logró tomar el control de muchas cuentas importantes en Twitter, incluyendo las de Elon Musk, Barack Obama, Joe Biden, Jeff Bezos e incluso Bill Gates. Para llamar la atención de los medios, el atacante pidió a las personas que enviaran 1,000 USD en BTC a una dirección de monedero específica, prometiendo que obtendrían 2,000 USD en BTC a cambio.

Como resultado de este ataque, la reputación de muchas personas, incluidas celebridades y políticos de alto rango, se vieron amenazadas. Sin embargo, hizo que muchos pensaran en lo que se puede hacer para mejorar este sistema y comenzaron a surgir discusiones sobre el tema. Aunque actualmente existen problemas, los desarrolladores han ido tomando nota y ya comienzan a proponer soluciones. Blockchain tiene varias características excelentes que pueden ayudar a proteger nuestra privacidad, como su inmutabilidad, transparencia y muchas otras. Todo es cuestión de implementación. 

8. Los criptomonedas están comenzando a ganarse la confianza de los gobiernos

Cuando bitcoin fue presentado al mundo, los gobiernos se mostraron escépticos y temerosos. Esto se debió principalmente porque las personas podían eludir los controles de capital, usar BTC para actividades ilegales o realizar inversiones de riesgo. 

Por suerte, en 2020, los gobiernos han empezado a observar los verdaderos beneficios que pueden aportar las criptomonedas. Tomemos el ejemplo de Nigeria. La Comisión de Valores y Bolsa de Nigeria anunció que regularía el comercio de criptomonedas para proteger a los inversores, promover la transparencia en el espacio y fomentar la práctica ética. 

Este es un excelente ejemplo de cómo los gobiernos se han ido acostumbrado a la idea, no obstaculizando la tecnología y la innovación detrás de las criptomonedas y acogiendo el futuro con los brazos abiertos. 

9. La bomba Dogecoin (DOGE)

Hubo un momento en el año en el que Dogecoin, nuestra moneda meme favorita, aumentó su valor en el lapso de 24 horas. Un usuario de TikTok llamado jamezg97 animó a todos a “bombear la moneda”. Este era el texto que acompañaba el video: 

“¡Vamos a hacernos ricos! Dogecoin prácticamente no vale nada. Hay 800 millones de usuarios en TikTok. Invierte solo 25 USD. Una vez que las acciones lleguen a 1 USD, tendrás 10,000 USD. Dile a todos tus conocidos.

Definitivamente es una de las tendencias más raras de la criptomonedas, pero el video ganó mucha fuerza, obteniendo más de medio millón de vistas en menos de una semana. Como resultado, el precio del DOGE se disparó. 

10. Crecimiento en popularidad

A medida que más personas se dan cuenta de que las criptomonedas tienen muchas oportunidades de beneficio, el sueño de que alcancen una adopción generalizada se vuelve cada vez más real. 

De hecho, incluso PayPal, uno de los mayores servicios de pago en línea del mundo, se ha subido al tren. Anunciaron un nuevo servicio que permitirá a sus clientes comprar, retener y vender criptomonedas directamente desde sus cuentas de PayPal. También tienen planes para aumentar la utilidad de las criptomoendas haciéndolas más accesible como medio de compra. 

¿Qué podemos esperar del 2021?

A pesar de todo lo que ha sucedido este año, el 2020 nos ha dejado muy buenos recuerdos en el mundo de las criptomonedas. En cuanto a lo que sucederá en el 2021, no podemos saberlo, quizás traerá la próxima gran novedad después de bitcoin. Lo que sí sabemos con seguridad es que estamos emocionados por ver lo que vendrá, ¿y tú?