La historia del origen de bitcoin no empieza con una mordida a una moneda radioactiva, un técnico de laboratorio expuesto a radiación o un meteoro con una moneda extraterrestre estrellándose en la Tierra. En cambio, comienza con un sueño, uno sobre un sistema de dinero electrónico genuino entre pares (peer-to-peer).

Es seguro asumir que bitcoin ha dominado el mercado de las criptomonedas desde el principio, actuando como un catalizador que ha dado lugar a miles de sucesores. ¿Pero dónde comenzó la historia de bitcoin? ¿Cómo llegó este activo digital aparentemente mágico a nuestra vida cotidiana? ¿Quién estaba detrás de este?

Todo superhéroe suele tener una historia fascinante. Hoy, volveremos atrás en el tiempo para explorar el nacimiento de nuestra “supercriptomoneda” favorita, bitcoin.

Había una vez…

Cualquier persona bien familiarizada con el mundo de las criptomonedas, sabe que bitcoin, la “primera” criptomoneda, fue creada en enero de 2009. Sin embargo, no mucha gente sabe que para entender realmente la historia de bitcoin, tenemos que retroceder aún más.

El mundo antes de bitcoin

Imaginemos el siguiente escenario: es 1982 y la privacidad para realizar pagos por Internet aún no ha llegado a su mejor momento, esto te genera preocupación. ¿Cómo se supone que realices pagos seguros?

David Chaum, un científico informático, se sentía de la misma manera. Publicó un artículo titulado Blind Signatures for Untraceable Payments (Firmas ciegas para pagos no rastreables), un claro indicador de que tampoco estaba muy satisfecho con la privacidad de los pagos en Internet. Entonces, ¿qué hizo? Propuso el concepto de eCash (dinero electrónico), específicamente DigiCash.

Al igual que bitcoin, DigiCash fue diseñado para ser una moneda en línea segura. Desafortunadamente, las cosas no le fueron muy bien. DigiCash terminó en bancarrota a finales de la década de los 90. Sin embargo, esto abrió las puertas a personas como Adam Back, el inventor de Hashcash, un modelo de prueba de trabajo que eventualmente se convertiría en la base de bitcoin.

Pasemos a los años 90, en los que surgieron dos intentos de creación de criptomonedas: B-Money de Wei Dai y Bit Gold de Nick Szabo. Ambos fueron formulados, pero desafortunadamente, nunca se desarrollaron completamente, por lo que no podemos dar definitivamente a ninguno de ellos el título de “la primera criptomoneda”.

Entonces llega agosto de 2008. Silenciosamente, bitcoin.org fue registrado en línea. Dos meses después, se publicó un artículo. Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System (Bitcoin: Un sistema de dinero electrónico peer-to-peer), fue enviado a una lista de correo de criptografía, autorizado por un nombre que eventualmente se conocería como Satoshi Nakamoto.

La era de bitcoin

2009

Si bitcoin.org se registró en 2008, ¿cuándo se creó bitcoin? El 3 de enero de 2009, un código marcó el nacimiento de bitcoin. Unos días más tarde, el primer bloque de la historia, el bloque Génesis, fue minado.

El 9 de enero, la primera iteración del software de bitcoin se puso a disposición del público y comenzó la minería. El día 12, 10 BTC fueron enviados desde Satoshi Nakamoto a Hal Finney, un conocido programador y desarrollador de computadoras. Este intercambio es conocido por ser la primera transacción de bitcoin.

En octubre de ese año, bitcoin recibió su primer valor en dólares por parte de NewLibertyStandard, un influyente foro de usuarios. En aquel entonces, 1 USD valía 1.309,03 BTC, una cifra basada en cuánta electricidad usaría una computadora promedio para extraer un solo bitcoin.

2010

En 2010, surgieron las primeras plataformas de intercambio de bitcoin: Bitcoinmarket en febrero y Mt. Gox en julio. Bitcoinmarket fue la primera plataforma que trataría el BTC como una mercancía, creando efectivamente el mercado que conocemos hoy en día.

Poco después, se realizó la primera compra de BTC, y estamos bastante seguros de que conoces esta historia. Alguien decidió vender dos pizzas por 10,000 BTC. En ese momento, el valor aproximado de las dos pizzas era de 25 USD. El 22 de mayo de 2010, a partir de ese día, se conoció como el Bitcoin Pizza Day (Día de la Pizza Bitcoin). 10,000 BTC al momento de escribir este artículo, valen 113,740,000 USD… ¡Uff!

Poco después de que se procesara la transacción más triste en la historia de BTC, el valor de bitcoin superó el valor de un centavo (0.01 USD) y su capitalización de mercado superó el millón de USD en noviembre.

2011

En febrero de 2011, bitcoin alcanzó su siguiente hito: 1 BTC = 1 USD. Nuestro activo digital favorito empezó a tener más interés por parte de la prensa, tanto positivo como negativo. Empecemos con lo negativo. Desafortunadamente, se descubrió Silk Road, un mercado negro digital utilizado principalmente para la compra y venta de drogas.

Mt. Gox también sufrió una grave violación de seguridad que comprometió miles de sus cuentas y el BTC vinculado a estas. La buena noticia es que bitcoin obtuvo su primer artículo en la revista TIME… Bueno, quizás deberíamos haber empezado con las noticias positiva primero.

Otro gran acontecimiento que ocurrió en 2011 fue la salida de Satoshi Nakamoto del proyecto Bitcoin. Un día, Mike Hearn, uno de los principales desarrolladores de bitcoin, recibió un correo electrónico de Satoshi Nakamoto que decía que el creador de bitcoin “se dedicaría a otras cosas” y sentía que el futuro de bitcoin quedaba “en buenas manos”.

Cuando Satoshi se “retiró”, quedaron algunas cosas importantes: la premisa del funcionamiento de bitcoin, una colección de notas y escritos y posiblemente la criptomoneda más influyente de la historia.

2012 – 2013

En 2012, bitcoin alcanzó por primera vez la marca de los 100 USD. También fue el año en que se produjo el primer halving de Bitcoin, el evento en el que las recompensas de bloque para los mineros se reducen a la mitad, para evitar la inflación dentro del sistema de las criptomonedas.

En 2013, bitcoin cruzó el marco de los 1,000 USD por primera vez.

2014

En 2014, nos despedimos de uno de los primeros intercambios de bitcoin que apareció en escena: Mt. Gox. Se declararon en bancarrota y cerraron en abril de ese año, debido a otro ataque informático que comprometió su plataforma.

Hasta la fecha, todavía hay demandas en curso e incluso propuestas para revivir el una vez popular intercambio de bitcoin.

2015-2016

En 2015 se produjo una oleada de picos y caídas de precios, por lo que la criptomoneda no alcanzó ni su punto más alto ni tampoco el más bajo.

En 2016, se produjo el segundo halving de Bitcoin, reduciendo la recompensa de los mineros a 12.5 BTC. En esta época, bitcoin también intentó llegar a la cima, ya que su precio reflejaba solo la sombra de lo que fue alguna vez.

2017

2017 resultó ser uno de los años más activos para bitcoin. Mientras que en 2016 bitcoin intentaba recuperarse, el 2017 se convirtió en un año próspero para nuestro activo digital favorito. Primero, alcanzó de nuevo el marco de los 1,000 USD, algo que no sucedía desde 2013. Esta vez, no se detuvo allí. En octubre, el valor superó los 6,000 USD y terminó en noviembre con una explosión, alcanzando por primera vez la marca de los 10,000 USD.

Debido este período alcista, los inversores empezaron a entrar en pánico ante la perspectiva de quedarse fuera de lo que parecía ser la gran oportunidad. A finales de diciembre, bitcoin estaría a solo un par de cientos de dólares para alcanzar los 20,000 USD, sellando así el récord histórico de BTC. Desafortunadamente, allí fue donde se detuvo.

2018-2019

El 2018 fue un año desgarrador para muchos propietarios de bitcoin. Muchos de ellos esperaban que el precio de BTC siguiera subiendo y se encontraron en la parte final de la oferta. Muchos vendieron mientras aún podían, pero la mayoría sufrió pérdidas al comprar BTC a su precio más alto.

Fue un comienzo difícil para la trayectoria de bitcoin en 2019, iniciando el año a unos 3,700 USD. Sin embargo, la moneda volvió a llamar la atención cuando alcanzó los 12,000 USD en julio, el pico del año. Pero teniendo en cuenta los miedos y fracasos del pasado, la gente se mostró cautelosa, y con razón, el precio volvió a bajar a unos 8,000 USD más tarde ese año.

2020

Actualmente nos encontramos a más de la mitad de la montaña rusa que ha sido el 2020 y bitcoin sigue siendo tan impredecible como siempre. El año comenzó fuerte, con el precio subiendo aproximádamente de 7,000 a 10,000 USD en febrero. Sin embargo, en marzo, el precio cayó bruscamente en el rango de los 5,000 USD.

El pasado mes de mayo, vimos a otro halving de Bitcoin. Al mes siguiente, vimos que su valor subió una vez más a unos 10,000 USD.

Al momento de escribir este artículo, el precio se mantiene estable en el rango de 11,000-12,000 USD.

¿Quién está detrás de bitcoin?

Al día de hoy, nadie sabe quién es realmente Satoshi Nakamoto. Es un seudónimo que continúa siendo un misterio. Algunos creen que Nakamoto es un hombre, otros creen que es una mujer, y otros incluso piensan que son robots o grupos de personas. Sin embargo, este misterio sin resolver solo plantea más preguntas que respuestas. La gente ha señalado a varios sospechosos que podrían ser “esta persona”.

Repasemos rápidamente algunos de los principales sospechosos:

  • Nick Szabo – Szabo es el fundador de Bit Gold que tenía ideas muy similares a las de Satoshi Nakamoto.
  • Hal Finney – Finney es uno de los primeros partidarios de bitcoin. También fue un desarrollador destacado y una de las partes involucrada en la primera transacción de bitcoin.
  • Craig Wright – Wright ha afirmado públicamente ser el mismo Nakamoto y ha prometido probarlo algún día. Desafortunadamente, ese día aún no ha llegado, así que no sabemos con seguridad si es realmente él.
  • Gavin Anderson – Anderson es el desarrollador de software que tomó el relevo una vez que Nakamoto abandonó el proyecto. Algunos incluso dicen que su caligrafía coincide con la de Nakamoto.
  • Dorian Nakamoto – ¿Cómo no incluir a Dorian Nakamoto, verdad? Algunas fuentes incluso dicen que fue llamado “Satoshi Nakamoto” al momento de su nacimiento. Su trabajo en ingeniería y su vida privada lo convirtieron en uno de los principales sospechosos. A pesar de que él negó las afirmaciones y Satoshi Nakamoto incluso reapareció para decir “No soy Dorian Nakamoto”, ¿quién sabe? Todo podría ser un encubrimiento.

A estas alturas, puede que nunca sepamos la verdadera identidad de Satoshi Nakamoto. Por ahora, solo nos queda apreciar el maravilloso regalo que nos dejó Nakamoto e intentar no volvernos locos pensando en la identidad detrás del inventor.

Regulaciones de bitcoin

A lo largo de la historia de bitcoin, las regulaciones que se le han impuesto han sido confusas, por decir lo mínimo. Esto se debe a que las leyes y regulaciones de bitcoin difieren enormemente dependiendo del país y sus jurisdicciones.

En la mayoría de los casos, las reglas KYC (conozca a su cliente) y AML (antilavado de dinero) se aplicarán a los intercambios y comerciantes que mueven grandes cantidades. A medida que avanzamos en la evolución de bitcoin, algunos gobiernos han empezado a disminuir su percepción de que el uso de BTC es una actividad criminal. Sin embargo, todavía tendremos que esperar y ver que sucede.

El futuro de bitcoin

El poder y la simpatía de cada superhéroe dependen en gran medida de su historia de origen, y con bitcoin sucede lo mismo. Ya sabes lo que habrá en la primera edición del cómic de Bitcoin, pero ¿cómo se desarrollará el resto de la saga?

Con el paso de los años, hemos notado que más y más gente está adoptando el uso de bitcoin en su vida diaria. Esta vez, no es solo con fines de inversión. La gente está empezando a verlo como una nueva y única forma de pago. Bitcoin soluciona un problema para las personas que tienen poco o ningún acceso a los servicios bancarios proporcionándoles un pasaporte financiero, algo que les permitirá realizar transacciones de una manera que nunca antes lo habían hecho.

En cuanto a lo que sucederá en el futuro de bitcoin, si se adopta ampliamente o si desaparece por completo una vez que su suministro de 21 millones se agote, solo nos queda esperar y ver. Ahora mismo, parece que estamos en un buen lugar, así que tomémoslo tal cual, disfrutemos mientras dure y saquémosle el máximo provecho.

Gracias Satoshi Nakamoto, quienquiera que seas y dondequiera que estés.