Filas eternas, papelerío interminable, la -no- mejor atención, sistemas complejos y anticuados, y muchas otras cosas hacen que los Bancos no sean el lugar más divertido de visitar. La pregunta entonces es: ¿Por qué le siguen dando una oportunidad? ¿Por qué si no les gusta uno se pasan a otro? ¿Por qué no intentan con otra institución, esta vez descentralizada, como lo es el Bitcoin? 🤔

El mayor enemigo que tiene el Bitcoin parece ser la ignorancia. ¿Por qué? Por miedo a lo desconocido.

En Argentina la historia financiera es una de terror para la gran mayoría de los que la padecieron. Estafas, cambios en las reglas de juego, “errores”, problemas macro a nivel país, malas decisiones, y muchas más variables que afectaron los bolsillos de los argentinos.

Todo esto repercute en que haya una desconfianza ante las instituciones financieras. Mismo miedo que se ve reflejado en el mundo de las criptomonedas, que al ser relativamente nuevas, parecen imposible de entender para algunos. 

¿Mi objetivo hoy? Informar y cambiar esta mirada dubitativa. 🙂

Para empezar a hablar de los mitos, voy a comenzar desde lo más normal: la inseguridad.

El Bitcoin es seguro

(¡Este punto tiene que quedar claro!)

Si te dijera que tenés acceso a la información completa de tu cuenta, sin restricciones, ni de tiempo ni nada, y también para estar más tranquilo, a la de otras billeteras para saber con quién estás trabajando… ¿eso no te daría tranquilidad? 😉

No tenés que depender de un informe de tercera entidad que solo muestra un número que representa una calificación, la evaluación la podes hacer vos para saber con quién estás operando.

Como menciono en mi libro 7R: 👇📗

“Blockchain permite realizar un seguimiento del movimiento de todos los BTC desde su inicio, y se puede verificar esta información para saber exactamente la cantidad de BTC en cualquier momento, es decir, el estado de cuenta actualizado de la cadena de bloques, así como el seguimiento de los movimientos históricos. Aunque la información de los propietarios de BTC es anónima, es posible realizar una trazabilidad de los movimientos y operaciones.”

Mientras que por otro lado, los bancos no nos proporcionan básicamente nada de información de otras cuentas. Dato a tener en cuenta a la hora de comparar.

Otro de los planteos suele ser:

“El Bitcoin no es dinero”

(Y este es el más fácil de desestimar)

✅ ¿Funciona como un medio de pago? ¡SI! 

✅ ¿Funciona como una unidad de medida? Tranquilamente.

✅ ¿Funciona como un depósito de valor? Y si te dijera que es uno de los que más rentabilidad te da, ¿podríamos decir que sí, no?

Y como último concepto podríamos hablar sobre…

La descentralización del Bitcoin

Mientras que los bancos almacenan todas las transacciones de sus usuarios en un libro contable centralizado, propio de cada institución bancaria, las transacciones de criptomonedas son distribuidas, es decir, se replican en cada nodo de la red. 

La descentralización resuelve los problemas tradicionales de la transferencia de moneda física como el fraude o la “caída del sistema” por dependencia exclusiva de un servidor central. 

Cada Bitcoin es un nodo, como si fuera una cuenta diferente. Y en estos nodos -que pueden ser simples o completos- se almacena su “historia”, sus movimientos a lo largo del tiempo. De esta manera se puede rastrear el origen de los mismos y evitar fraudes. 💪

¿Cómo empezar a operar con BTC? 

Registrate (GRATIS) en Paxful y seleccioná la forma de pago que te guste para operar directamente con otras personas con tu mismo interés.

¿Cómo? Haciendo clic acá.